13 marzo 2012

El centro del universo

7 comentarios:

Alandroide dijo...

La historia de mi vida (la del niño comiendo el helado).

Sé feliz! :)

aina dijo...

Jajaja, suele pasar y cómo jode.

CDG dijo...

No es fácil, no. Cuando nace un hermano, el mundo te da la espalda y el egocentrismo se convierte en defecto.
Muy bueno.

Lucas Fulgi dijo...

Momentos jodidos (supongo, porque yo no lo pasé... soy el menor :D)

Saludos

Gala dijo...

Es lo que tienen los niños... llegan y arrasan.

Besitos mediterráneos.

Gabriel Cruz dijo...

jejejeje y claro, que un bebé puede causar ese sentimiento jejeje

Los dibujos de Hache dijo...

Buenísimo Niño Gusano! Me encantó el momento en la que esta persona se dió cuenta de esa verdad!
Mira este: http://hugodelabarrera.blogspot.com/2009/06/el-senor-mauricio.html