28 mayo 2011

00062

7 comentarios:

Ainhoa dijo...

Eso sí que es una misión imposible, al parecer.

aina dijo...

nada, quítatelo de la cabeza: no habrá mujer alguna que no quiera cambiarte.

Gabriel Cruz dijo...

Ahhhhh, si de eso pedimos nuestra limosna tooooodos los hombres, pero bien lo ha dicho aina, no encontraremos una que no nos diga ello :(

Belén dijo...

¡No sueñes!

Besicos

Galatea dijo...

Pobre muchacho, que iluso!!
Aunque se me ocurre una situación en la que podria aplicarse...
Ese momento en que empieza el enamoramiento... todo son detalles y sonrisas... buenas palabras y pasión sin par...

Les dura tan poco... que lástima..

Besos mil.

Niño Gusano dijo...

Ay... Que poco optimismo se respira por aquí 8D

Blanca dijo...

jejje...muy bueno...